Saltar al contenido
Orquideas

Cómo Podar una Orquídea

podar una orquídea dendrobium

Podar una orquídea, al igual que ocurre con el resto de las plantas, no sólo es conveniente, también es necesario.
Con la poda eliminamos las partes de la planta que ya están muertas, y aquellas que son un obstáculo para su crecimiento, con la intención de que (en el caso de las orquídeas) crezcan más fuertes, sanas y produzcan una floración mayor.

¿Qué necesitamos para comenzar a podar?

Antes de podar nos debemos hacer con las herramientas y utensilios necesarios, no vaya a ser que en pleno proceso nos demos cuenta que hemos olvidado algo, y dejemos la orquídea en una situación de indefensión
  • Tijeras bien afiladas y desinfectadas, para evitar la propagación de cualquier enfermedad
  • Polvo de carbón o canela para desinfectar
  • Maceta, si fuera necesario realizar un trasplante
  • Sustrato adecuado para orquídeas

Consejos antes de comenzar a podar una orquídea

  • Utiliza herramientas de corte muy bien afiladastijeras para podar una orquídea
  • Antes de empezar a podar esteriliza las herramientas, para evitar la propagación de hongos y bacterias
  • Las raíces de las orquídeas sólo se podan en su estado de reposo
  • No elimines nunca las partes sanas de una orquídea
  • Hay orquídeas que entran en periodos de reposo y nos puede parecer que algunas zonas se están marchitando. Ante la duda, es mejor no hacer nada, consulta con un especialista

Podar las varas florales de las orquídeas

Dependiendo del tipo de orquídea que tengas, se debe proceder a podar las varas florales de una forma diferente.

Podar las varas florales de la orquídea Phalaenopsis

Entre los jardineros hay bastante polémica entre si es necesario o no podar las varas florales de las Phalaenopsis.
Como norma, se pueden eliminar las varas florales una vez que se ha terminado la floración y siempre que la orquídea no haya desarrollado ningún keiki, no tenga ningún nudo o la vara floral se haya secado.
Si la vara floral ha desarrollado algún nudo, lo habitual es cortar por encima del nudo, de manera que favorezcamos la aparición de una nueva vara floral o un keiki.podar una orquídea phalaenopsis vara floral
Cuando se produce una nueva floración a partir de una vara floral antigua, las flores suelen ser más pequeñas y de menor calidad, por eso algunos jardineros prefieren eliminarlas por completo una vez que se ha terminado la floración.
La ventaja de no eliminar completamente la vara floral si hay un nudo, es que podemos provocar una segunda floración, sin necesidad de esperar un año completo.

Podar las varas florales de la orquídea Oncidium

Procederemos a podar la vara floral de la orquídea Oncidium una vez que todas las flores se han marchitado, que por norma general suelen durar unas ocho semanas.podar una orquídea oncidium
Buscaremos la base de la espiga floral que se une al pseudobulbo y cortaremos justo por encima, con cuidado de no dañar el pseudobulbo.
De esta manera favorecemos la aparición de un nuevo pseudobulbo, que a su vez generará una nueva vara floral.

Podar las varas florales de la orquídea Cattleya

Como es lógico, esperaremos a que las flores de la Cattleya se hayan marchitado y caigan de la orquídea. La espiga también debe tomar un tono amarillento antes de proceder a su poda.
Seguiremos la espiga hasta la vaina de la yema, que es un engrosamiento que protege las flores inmaduras hasta que empiezan a crecer y florecen.
Cortaremos en el punto en que la vaina se une con el tallo. Ten cuidado no cortes una vaina que no haya florecido, ni tampoco las hojas, ni el pseudobulbo.

Podar las varas florales de la orquídea Dendrobium

Esperaremos a que las flores se marchiten y las espigas adquieran un tono amarillento o marrón.
Eliminaremos la espiga, pero dejaremos intacto el tallo, que sólo se podará cuando se lleve a cabo un trasplante de maceta, o estos mueran por completo.podar una orquídea dendrobium

Podar las raíces y las hojas de las orquídeas

Para un correcto desarrollo de nuestras orquídeas, tenemos que estar constantemente vigilantes ante la aparición de algún síntoma que nos avise de problemas, que es mejor atajar antes de que se conviertan en irreversibles.
La mayoría de las veces, simplemente con podar las partes dañadas de las orquídeas, la planta sigue su desarrollo sin problemas.
Nos podemos encontrar en la necesidad de podar las hojas, las raíces o las dos.

Cuándo y cómo podar las hojas de las orquídeas

Las orquídeas son susceptibles de ser atacadas por bacterias, dejando hojas marchitas y amarillentas, en estos casos es mejor retirar las hojas por completo.podar una orquídea, eliminar hojas marchitas
También podemos encontrarnos con hojas que tienen manchas negras, que puede ser debido a algunas enfermedades fúngicas, un exceso de fertilización, un riego excesivo o utilizar agua dura para su riego.
Dependiendo del tamaño de la mancha negra, podemos eliminar sólo una parte de la hoja o si fuera necesario, eliminamos la hoja por completo.

Cuándo y cómo podar las raíces de las orquídeas

Como norma, sólo se podan las raíces de las orquídeas cuando vamos a proceder a su trasplante, y este hay que realizarlo cuando la orquídea llega a su periodo de reposo, en el otoño.
Es fácil detectar las raíces dañadas, tendrán un color marrón.podar una orquídea, eliminar las raíces dañadas
Una vez cortadas procederemos a desinfectarlas con polvo de carbón o canela.
Después de podar las raíces dejaremos cicatrizar las heridas durante uno o dos días, en los que no se debe regar,
Los primeros riegos es mejor hacerlos con agua hervida, para asegurarnos que no contenga ningún tipo de germen que pueda ser absorbido a través de las raíces.

Cómo Podar una Orquídea
5 (100%) 3 votes