Saltar al contenido
Orquideas
orquídea cattleya

Las orquídeas Cattleya durante mucho tiempo mantuvieron el sobrenombre de “Reinas de las orquídeas”. Un ramo de flores de Cattleya eran indispensables en cualquier ocasión especial.
Actualmente su reinado ha decaído bastante. Hay otras variedades de orquídeas que son mucho más comerciales y florecen con mayor profusión…que no con flores de más tamaño, porque la flor de la Cattleya puede llegar a medir hasta 30 centímetros de diámetro, un buen récord, ¿No te parece?
Sus colores son también muy llamativos, pero merece especial atención el labelo (labio inferior de la flor de la orquídea), que suele exhibir una forma y coloración diferente. Podemos encontrar flores amarillas o blancas, con labelos de color rojo brillante, incluso salpicados de manchas de diferente color.
En ocasiones el labelo es del mismo color que la flor, este fenómeno se llama Aquinii.
Cuidar y mantener unas orquídeas de Cattleya en casa no es demasiado complicado, ya lo verás, aunque primero vamos a saber un poco más sobre las Cattleya:tamaño de las flores de la orquídea cattleya

Características de las orquídeas Cattleya

Las orquídeas Cattleya crecen como plantas epifitas, sobre ramas de los árboles en la mayoría de las ocasiones, aunque algunas variedades son litófitas, extendiendo sus raíces sobre ramas o sobre la hojarasca.
Los tallos de la Cattleya crecen a partir de un pseudobulbo, que les sirve como órgano para almacenar la humedad.
Estos tallos rizomatosos, van creciendo de forma horizontal, generando nuevos pseudobulbos, de donde aparecen los tallos y las flores (de 2 a 10 flores por tallo). Los antiguos ya no florecerán.
Florecen una sola vez al año, y su floración dura entre una y tres semanas, dependiendo de la especie.

Como cuidar una orquídea Cattleya en casa

Según los jardineros expertos, con los cuidados adecuados una orquídea Cattleya puede vivir durante muchos años, floreciendo año tras año.
Para conseguirlo hay que tener en cuenta varios factores ambientales básicos, como son la luz que tienen que recibir, los riegos, el sustrato, etc. A estos detalles que podríamos llamar generales, se unen los específicos de la especie, aunque no son demasiadas, están contabilizadas 100 especies diferentes de Cattleya, a los que hay que sumar los híbridos de Cattleya.
Las condiciones de cultivo básicas de la Cattleya, son las siguientes:

Necesidades de luz de la orquídea Cattleya

La orquídea Cattleya necesita que la ubiquemos en un lugar donde reciba mucha luz, incluso puede recibir el sol directo, siempre que este no sea el de medio día.
Si el ambiente es muy cálido, con temperaturas altas, debemos proveer a la planta de suficiente humedad ambiental, así como una buena renovación del aire, para que la temperatura no se concentre en exceso sobre las hojas.
Tenemos que pensar que “mucha luz” no es lo mismo dependiendo de nuestra ubicación, y si vivimos en una zona con mucho sol durante todo el año, es posible que sea necesario sombrear el sol que recibe la Cattleya.
Si la colocamos en una ventana orientada al sur, donde recibe el sol desde medio día hasta la tarde, es imprescindible que tenga un buen aporte de humedad y que haya una buena renovación del aire.
Podemos detectar que la iluminación es insuficiente, si observamos que las hojas tienen un color verde oscuro y no florecen.
Una orquídea Cattleya con una buena iluminación, junto con una temperatura y humedad adecuada, tiene que tener unas hojas amarillo verdoso brillante.
Demasiada iluminación, provocará el efecto contrario que la iluminación insuficiente, las hojas tomarán un color amarillento y opaco, incluso aparecerán manchas negras producidas por las quemaduras.orquídeas cattleya

Temperatura

La temperatura a la que están sometidas las orquídeas, no siempre es tenida en cuenta y puede ser un factor determinante para obtener buenos resultados.
En su lugar de origen, reciben una buena insolación, pero el aire que circula es fresco y húmedo. En casa debemos procurar imitar esa situación, buena iluminación, alta humedad, pero no demasiado calor.
  • En el invierno la temperatura durante el día debe oscilar entre 15ºC y 20ºC, mientras que por la noche la temperatura no debería bajar de 12ºC.
  • Para el verano, la temperatura nocturna no debería pasar de los 15ºC a los 20ºC, mientras que durante el día tenemos que procurar que la temperatura no sobrepase los 30ºC, aunque sería deseable una temperatura más suave.
Una forma de compensar que la temperatura sea demasiado alta, la conseguimos con una buena humedad y moviendo el aire alrededor de la planta.

Necesidades de humedad y ventilación

Las Cattleya se desarrollan mejor con una humedad ambiental de entre el 40% y el 70%. Estas necesidades de humedad nos obligan a agregar humedad al ambiente, sobre todo durante el día.
Una forma sencilla de conseguir la humedad adecuada, es utilizar las bandejas con agua bajo las orquídeas, protegiendo las raíces para que no estén en contacto directo con el agua.
Si nuestro clima es muy cálido, agradecerán que rociemos la planta con un aerosol. Una forma de procurarnos una humedad constante es utilizar un humidificador.
Esta humedad ambiental natural o artificial, debe ir acompañada de una buena ventilación, para conseguir ese “ambiente fresco” natural de su lugar de origen.
Algunos jardineros utilizan ventiladores, alejados de las plantas para que el aire no les dé directamente, ya que podría provocar que las raíces se sequen.

Cuando hay que regar las orquídeas Cattleya

Las Cattleya se riegan cuando el sustrato de las macetas se ha secado, no es conveniente regar antes, ya que lo que no soportan las orquídeas es mantener las raíces húmedas.
Como norma, podemos establecer que un riego semanal es suficiente, aunque debemos de tener en cuenta que habrá factores ambientales que sequen antes el sustrato (calor de verano, ventilación), o que retrasen este proceso, como que estemos en pleno invierno o que llueva.
En todas las orquídeas debemos tener una regla básica, es mejor pecar por haber regado poco, que por regar mucho. En este sentido, si tenemos dudas, es mejor esperar y espaciar el riego.
Para regar, podemos utilizar todo tipo de sistemas, desde regar con una regadera por encima del sustrato o sumergiendo la planta en agua.
Lo más recomendable por higiene, es regar con una regadera en el fregadero de casa o bajo el grifo. Una vez que la planta se ha empapado bien, dejaremos que escurra toda el agua sobrante, para volver a colocar en su lugar habitual.

Sustrato para las Cattleya

Para cambiar el sustrato de la Cattleya utilizaremos los recomendados para orquídeas, consistentes en corteza de pino en la mayoría de los casos.
En el mercado podemos encontrar todo tipo de sustratos, con cáscara de coco, roca de lava, poliestireno, corcho, incluso musgo.
Lo importante es que sean ligeros y sean capaces de retener parte de la humedad y los nutrientes.
Las Cattleya se deben trasplantar cada dos o tres años, sobre todo por renovar el sustrato, aunque también puede ser conveniente por el tamaño que adquieren las plantas.
Cuando realicemos el proceso, debemos eliminar todas aquellas raíces dañadas. Para hacerlo debemos esterilizar las tijeras, y si el corte es grande, debemos cauterizar con polvo de carbón o de canela.
Al contrario que en otras orquídeas, la maceta ideal para las Cattleya son las de barro, debido a que el agua se evapora con mayor rapidez y son las condiciones ideales para las raíces de las Cattleya.trasplantar una orquídea cattleya

¿Cuándo se abonan?

Al contrario de lo que nos quieren hacer creer, las orquídeas pueden pasar varios años sin necesitar fertilizantes, sin embargo “si que es cierto” que si las abonamos tendremos unas plantas más saludables y unas floraciones más espectaculares.
Un abono adecuado para las orquídeas Cattleya debería tener una composición 20-20-20 (nitrógeno, potasio y fósforo), si el sustrato es de corteza, se recomienda que la composición sea más rica en nitrógeno (30-10-10), porque cuando la corteza se descompone, el proceso consume mucho nitrógeno.
Se puede establecer un calendario de abonado, siendo lo ideal cada dos semanas en época de crecimiento, y luego con una vez al mes será suficiente.

Curiosidades sobre la Cattleya

No quería terminar este artículo sobre el cuidado de las orquídeas Cattleya, sin hacer una referencia al origen de su nombre, que además tiene mucho que ver con la “fiebre” por las orquídeas actual.
La primera orquídea que llego a Europa fue una Cattleya, y llegó de forma muy casual.
Las primeras Cattleya formaban parte del material de embalaje de un cargamento de musgo y liquen, que viajaba desde Brasil al Reino Unido.
El cargamento estaba dirigido a William Cattley, un jardinero, botánico e importador de plantas, que sintió curiosidad por aquellas matas que no parecían tener mayor interés.
Las plantó, y de aquellas matas brotaron unas plantas con grandes y exuberantes flores.
Estas orquídeas pasaron a llamarse Cattleyas en su honor.
¿Te ha gustado? Lo importante es que sepas que tienes unas orquídeas maravillosas, que con los cuidados adecuados te duraran muchos, pero que muchos años.

Cattleya
5 (100%) 4 votes